La inclusión de la vacuna dTpa en el calendario del adolescente tiene el objetivo primario de proteger al adolescente y al adulto y el secundario es disminuir el reservorio de Bordetella Pertussis en la comunidad y, por tanto, la incidencia de la tosferina en otros grupos de edad, especialmente el lactante menor de 6 meses. La prevención de la tosferina mediante la vacunación debe continuar en el adulto y de manera prioritaria en los siguientes grupos: padres, familiares y convivientes de lactantes (contactos domiciliarios), personal sanitario de áreas pediátricas, cuidadores de guarderías y otras instituciones donde haya lactantes. Las personas pertenecientes a los tres primeros grupos configuran lo que llamamos la estrategia del nido para la prevención de la tosferina en el lactante que por su edad aún no ha podido ser protegido mediante la vacunación. 

(Fernando A. Moraga-Lobo y Magda Campins Marti; Tos ferina una enfermedad reemergente. Son necesarias otras estrategias de vacunación y nuevas vacunas? Pediatría Catalana octubre a diciembre 2011)