Las otitis de repetición es una patología que responde muy bien al tratamiento osteopático.

La trompa de Eustaquio en los niños es más corta hasta los 7 años y está más horizontal que en los adultos. Por lo tanto, por una cuestión de gravedad tiene un drenaje más dificultoso. Esta trompa está localizada el hueso temporal y su inclinación dependerá también de la posición de este hueso. El temporal tiene un movimiento de rotación externa y rotación interna. Cuando este hueso está bloqueado en rotación interna la trompa de Eustaquio está más horizontal todavía y por tanto drena peor.

Otra causa primordial de las alteraciones de drenaje y ventilación del oído medio es una disfunción en el mecanismo de apertura tubárico. El cierre tubárico y la hipopresión consiguiente, hacen que aumente la actividad secretora de las células mucosas del epitelio.

Nuestro abordaje como osteópatas va encaminado a mejorar la posición de los huesos temporales, a equilibrar la musculatura que abre la trompa, principalmente el tensor y el elevador del velo del paladar (peristafilino interno y externo) y la musculatura que mantiene los temporales en rotación interna, como el ECOM, para su inserción en la mastoides. También mejoraremos la mecánica de la deglución (ATM, musculatura del suelo de la boca, cervicales y hioides) por su relación directa con el drenaje del oído. Trataremos, también, la mecánica de la base del cráneo por las salidas de los pares craneales como el V3 Mandibular (inervación del tensor del tímpano), el XI Accesorio (inervación músculos del paladar) o el XII hipogloso (inervación músculos de la lengua).