¿Qué es la discalculia?

La discalculia o dificultad específica para el aprendizaje de las matemáticas, es un trastorno que condiciona que niños con una inteligencia y escolarización normales tengan dificultades en el procesamiento numérico, la estimación, el cálculo aritmético y la resolución de problemas. Es decir, son niños que tienen marcadas dificultades en realizar procedimientos de cálculo y en crear estrategias para resolver los problemas matemáticos.

¿Cuál es su causa?

La base de este trastorno radica en una disfunción de las áreas cerebrales implicadas en la resolución de los aspectos matemáticos. El aprendizaje de las matemáticas es multifactorial (es decir, en él intervienen tanto funciones visuoespaciales como verbales, de percepción auditiva y atencionales), y por este motivo algunos autores afirman que según cuál sea el área mayormente afectada las manifestaciones clínicas variarán.

Si bien de momento se desconocen los genes específicos implicados, los estudios realizados en hermanos gemelos apoyan la hipótesis de que la discalculia es un trastorno de base genética, que afecta del 3 al 6% de la población.

Ni los problemas durante el embarazo o el parto, la falta de esfuerzo, los celos o las pautas educativas incorrectas son la causa de la discalculia. Tampoco es causada por problemas visuales.