La cirugía pediátrica se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las patologías quirúrgicas durante todo el período de crecimiento, tanto si precisan de una intervención quirúrgica o no. Nuestra misión consiste en que, con complicidad del pediatra y los padres, sea siempre una experiencia positiva para los niños, y tiene como finalidad que disfruten de una buena salud.