Acogemos a la familia desde antes del nacimiento y hasta los 18 años de edad de su hijo.

El primer contacto se establece antes del parto, en aquellos casos que así lo desean. Es lo que llamamos la VISITA PRENATAL, en que preparamos a los padres para la nueva situación.

Una vez el bebé está en casa, se establece un calendario de visitas individualizado según las necesidades de cada caso.

Ofrecemos una atención continuada, en los dos centros, desde hace más de treinta años. Tanto en la visita de revisión, como en las visitas de urgencias.

Formamos un equipo multidisciplinar, que nos permite establecer el seguimiento, coordinado, del paciente por los mejores especialistas, en cada situación.

Estamos en constante actualización y consensuamos regularmente aquellos protocolos de actuación que así lo requieren.

La última de nuestras metas es la de contribuir a la investigación en las diversas especialidades. Se están desarrollando las bases para que los estudios que se realicen cumplan con todos los requisitos.